ADVERTENCIA y DESCARGO: Salud & Sociedad es una revista electrónica de divulgación. Reproducimos investigaciones propias y Noticias provenientes de medios acreditados. No constituimos un servicio de comercialización o atención médica. Toda la información disponible es volcada en estas páginas.

  Principal Contenidos

Dirección editorial: Dra. Adriana O. DONATO

Psoriasis

 

La psoriasis, una enfermedad que afecta del 2 al 3% de la población, por igual en uno y otro sexo, produce gran impacto emocional entre quienes la padecen: las lesiones que la caracterizan, rojas y escamosas, a veces en lugares muy expuestos del cuerpo, los hacen sentir avergonzados y esta situación los lleva a taparse o recluirse. Sin embargo, tiene dos puntos a favor: no es contagiosa ni es factor de riesgo del cáncer de piel.

"En las campañas anteriores descubrimos que el 50% de los pacientes con psoriasis debió abandonar alguna actividad de su vida cotidiana a causa de la enfermedad", confirmó el dermatólogo, y agregó que la campaña se prolongará hasta el 12 de este mes y que los hospitales que participan y los horarios en que se puede concurrir aparecen en la página electrónica de la Sociedad Argentina de Dermatología ( www.sad.org.ar ) o se pueden averiguar por los teléfonos (011) 4815-4649/4814-4915 y 16.

Desde el punto de vista técnico, la psoriasis es una enfermedad eritemato-escamosa. "Eritema porque la piel se enrojece al inflamarse -dice Sevinsky-. Se produce una vasodilatación superficial causada por mecanismos inmunológicos. Esto provoca que ciertos mediadores inflamatorios, las citoquinas, incrementen la proliferación de unas células llamadas queratinocitos. Estas células, que debido a la estimulación exagerada se generan en enorme cantidad, se van descamando. La continua replicación es lo que forma más y más escamas, que el paciente va perdiendo en el transcurso de la enfermedad y eso da el signo clínico de las lesiones."

Si bien no ocurre siempre, en ciertos casos las placas producen prurito, y cuando el paciente se rasca puede lastimarse y correr riesgo de infección, un peligro que también incrementa la constante descamación.

"Generalmente, las lesiones por psoriasis no duelen -agrega el dermatólogo-, aunque si pensamos que la piel sufre una extrema sequedad podemos comprender que sí produce una sensación muy molesta, de dureza e incomodidad.

"Los pacientes tienen que utilizar buenas cremas humectantes, porque de lo contrario pueden sentir dificultades para el movimiento. Algo similar a lo que ocurre cuando se toma sol en exceso y la piel, reseca, se inflama, tira y disminuye la libertad de movimientos."

Las lesiones se ubican frecuentemente en el cuero cabelludo, los codos, las rodillas y la región sacra. "Con menor frecuencia aparecen en la zona del ombligo -dice el doctor Sevinsky-, en el tronco, ya sea en el abdomen o la espalda, o en la zona de pliegues, en este último caso llamada psoriasis invertida, ya que se presenta en lugares de concentración de humedad del cuerpo."

Las variantes más graves -eritrodérmica, que cubre casi toda la piel, y pustulosa, que forma ampollas en todo el cuerpo- son felizmente poco frecuentes.

El dermatólogo puntualiza que existe predisposición genética a padecer psoriasis, aunque esto es frecuente entre aquellos casos que comienzan entre los 10 y 19 años. "Los que surgen en forma posterior, entre los 20 y 29 años generalmente-aclara-, no tienen el peso de la herencia."

Existe consenso respecto de que el estrés y los impactos psicoemocionales aumentan la aparición de las lesiones. Por eso, un punto central de los tratamientos es la atención psicológica de los pacientes. En este sentido, funcionan grupos de autoayuda en distintos hospitales de la ciudad.

 "Los tratamientos que actualmente se utilizan son muy variados y cada persona con psoriasis merece un enfoque diferente, considerando su padecimiento en forma individual -indica el doctor Sevinsky-. Por esto, uno de los objetivos principales de la campaña es destacar la necesidad y conveniencia de tratarla con un médico dermatólogo."

Autoayuda

En el Servicio de Salud Mental del Hospital Rivadavia (Las Heras 2670): el segundo y el cuarto jueves de cada mes, a las 9, en el Servicio de Dermatología, (solicitar entrevista previa).

En el segundo piso del Hospital Ramos Mejía (Urquiza 609): autoayuda para personas con psoriasis. El primer y el tercer lunes de cada mes, de 12 a 13:30.

Entre las opciones, el sol es una de ellas, ya que tiene una acción antiinflamatoria y sobre las citoquinas, y permite así que los queratinocitos se repliquen menos.

Una alternativa que permite controlar muy bien las emisiones son las técnicas de fototerapia, que se hacen bajo tratamiento médico y muy controlado. En estos casos, puede utilizarse medicación -por ejemplo, psoralenos, que tienen mayor fotosensibilidad- combinada con las radiaciones ultravioletas.

Otras posibilidades terapéuticas consisten en utilizar cremas con corticoides (antiinflamatorias), que son muy efectivas "aunque no siempre son económicas para todos los bolsillos", comenta el dermatólogo, y dice que una crema con ese componente puede costar unos 20 pesos, pero otra con vitamina D puede llegar a los 100.

"Mucha gente no lo puede pagar, hay que usar medicación más económica, aunque es menos efectiva", agrega. De los corticoides tópicos -es decir, que se aplican en la zona afectada- también se puede echar mano y aplicarlos durante lapsos cortos, en ciclos rotatorios.

En cuanto a fármacos, en ciertos casos los pacientes con psoriasis pueden recibir agentes quimioterápicos en bajas dosis, que al disminuir el nivel de citoquinas inhiben la incontrolada reproducción de los queratinocitos y, con esto, de la continua descamación de la piel.

Los retinoides, agrega el dermatólogo, también son medicamentos que pueden interferir con el mecanismo proliferativo de estas células.

"Todavía resta saber cuáles son los estímulos que provocan la hiperproliferación de los queratinocitos -dice el doctor Sevinsky-. En este sentido, se investigan distintas líneas que analizan factores inmunológicos, y se centran más en el origen de la enfermedad."

El dermatólogo deja en claro que por el momento la psoriasis no tiene cura, pero que puede ser muy bien controlada gracias a tratamientos actuales. "Se han logrado importantes avances, pero aún falta mucho; por ahora la medicina está abocada a controlar los brotes y evitar una nueva aparición", concluyó Sevinsky.

Por Gabriela Navarra de LA NACION

Arriba Contenidos

Alzheimer ] Autismo ] Compulsiones ] Depresión ] Epilepsia ] Fatiga crónica ] Hipocondria ] Migraña ] [ Psoriasis ] Riesgo psíquico ]

Buscar

Contenidos

Correo

Créditos

Inicio

Cuadernos de Bioética


INSTITUCIONES
C.H.E. del H.I.G.A. (Comités de Bioética)
ELABE~Mainetti
 

Observatorio Indígena

ProDiversitas a.c.
Servicio de Información Ambiental (S.I.A)

REVISTAS
Drogas

SIDA

Salud & Sociedad

PROGRAMAS
Cát. de Bioética y Derecho
Cát de Derecho de los Pueblos
Indígenas

Economía, Derecho y Sociedad

DPI & Mercado

Cát. Biotech & Derecho

PROPUESTAS
Marea baja - Maré baixa
"Love Parade 1997"

por Lena Szankay

Salud & Sociedad es un servicio de www.bioetica.org


Todos los productos mencionados son marcas registradas o marcas comerciales de sus respectivas organizaciones y el Copyright de los artículos publicados es propiedad de sus autores.


Última modificación: 12 de Mayo de 2007.