ADVERTENCIA y DESCARGO: Salud & Sociedad es una revista electrónica de divulgación. Reproducimos investigaciones propias y Noticias provenientes de medios acreditados. No constituimos un servicio de comercialización o atención médica. Toda la información disponible es volcada en estas páginas.

  Principal Contenidos

Dirección editorial: Dra. Adriana O. DONATO

Terapia cardio-hipotérmica

 

Con la esperanza de salvar miles de víctimas de ataques cardíacos por año, la Asociación Americana de Cardiología recomienda enfriar a los pacientes en coma cuyos corazones fueron reactivados, de modo que recuperen la vida lentamente y con menor daño cerebral.

Según la asociación, distintos estudios realizados en Europa y en Australia demostraron que a los pacientes en coma que se les redujo la temperatura corporal a entre 32° y 34° centígrados durante 24 horas sufrieron una cantidad significativamente menor de muerte y daños cerebrales que los pacientes a los que se los resucitó rápidamente.

"Es muy interesante; muchas personas pueden beneficiarse", dijo el doctor Terry L. Vanden Hoek, profesor de medicina de emergencia de la Universidad de Chicago y autor de la nueva guía publicada anteayer en Circulation, la revista de la Asociación Americana de Cardiología. "Esto es sólo el comienzo -agregó-. El objetivo es mejorar las formas de enfriamiento."

Si bien algunos hospitales universitarios más importantes ya colocan a las víctimas comatosas de paros cardíacos en hielo, otros centros más pequeños no lo hacen. La asociación ahora recomienda que todos los hospitales utilicen el procedimiento. La guía se basa en los hallazgos de la Comisión Internacional de Enlace en Resucitación, un panel de expertos de todo el mundo.

Alrededor de 680 estadounidenses que a diario sufren un ataque cardíaco tienen un paro repentino, en el que el corazón deja de latir y comienza a fibrilarse. Salvo que el ritmo sea restablecido rápidamente con un defibrilador, el cerebro sin oxígeno del paciente comenzará a morir, que es el destino que tiene aproximadamente el 95% de las personas que sufren un paro cardíaco fuera del hospital.

Después de unos minutos sin circulación, las víctimas entran en coma. Y, luego, aún si se reactiva el corazón, generalmente mueren o viven con daños cerebrales severos.

Según los especialistas, la mayor parte del daño cerebral en los pacientes resucitados ocurre cuando la sangre oxigenada circula nuevamente al cerebro, lo que produce una inflamación. Una explosión de radicales libres mata muchas células. El frío desacelera el proceso. La inflamación es parte de la respuesta inmunológica, mientras que una alta tasa de infecciones es el efecto secundario.

Aún quedan muchas preguntas sin respuesta, incluido cómo enfriar a los pacientes de forma rápida y segura, si conviene comenzar el proceso en la ambulancia y cuánto tiempo los pacientes deben permanecen en estado de hipotermia terapéutica.

En el estudio europeo, cuyo objetivo fue bajar la temperatura en cuatro horas, se utilizó un colchón frío con una manta que emitía aire frío. El estudio australiano, en cambio, utilizó paquetes de hielo. Con cualquiera de las técnicas, según Vanden Hoek, enfriar a un paciente podría demorar hasta ocho horas."El enfriamiento debe realizarse con cuidado", dijo Mary Fran Hazinski, instructora en resucitación del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt. "Se puede, por ejemplo, inyectar relajantes musculares para evitar los escalofríos", agregó.

El escalofrío, una reacción natural al frío, "es la lucha del cuerpo por aumentar el consumo de oxígeno, lo opuesto a lo que se intenta lograr", explicó Hazinski.

Las nuevas técnicas hipotérmicas en etapa experimental incluyen cascos de enfriamiento, inyecciones endovenosas de solución salina fría; entubación arterial con líquidos supercongelados; vertido estomacal de escarcha o drenaje de perfluorocarbono enriquecido con oxígeno a los pulmones.

El enfriamiento como procedimiento cardiológico existe desde mediados del siglo pasado. Los médicos rusos, sin acceso a los sistemas de circulación extracorpórea, enfriaban en hielo a los pacientes para detener la circulación sanguínea y operarlos a corazón abierto.

El Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh comenzó a enfriar a los pacientes con mantas frías y agua helada bombeada al estómago. Uno de los investigadores, el doctor Clifton W. Callaway, aseguró que la técnica estimula las sustancias químicas que promueven la curación del cerebro.

En el estudio europeo de 273 pacientes, el 55% del grupo enfriado retomó su vida seis meses más tarde, comparado con el 39% sin enfriar. En el grupo tratado con hipotermia murió el 41%, mientras que en el otro grupo lo hizo el 55%. En el estudio australiano, que incluyó a 67 personas, murió el 51% de los pacientes enfriados y el 68% de los pacientes sin este procedimiento.

En Europa, el grupo tratado con hipotermia tuvo más complicaciones, como neumonía y septisemia. A medida que baja la temperatura corporal, aumentan las infecciones, los problemas del ritmo cardíaco y coagulación.

En otro artículo de la revista Circulation , la asociación dijo que se debería permitir que camino al hospital los paramédicos inyecten una nueva droga para disolver coágulos y un diluyente sanguineo.

Por Donald G. McNeil Jr. The New York Times

 

Arriba Contenidos

Drogas contra el cáncer ] Gota ] [ Terapia cardio-hipotérmica ] Ezetimibe, anticolesterol ] Cáncer de próstata ] Mieloma múltiple ] Parkinson ] Anticonceptivos ] Maternidad y epilepsia ] Menopausia: hormonas ] Reemplazo hormonal ] Dermo~retoques ] Atomoxetina ] Sustituto biológico ]

Buscar

Contenidos

Correo

Créditos

Inicio

Cuadernos de Bioética


INSTITUCIONES
C.H.E. del H.I.G.A. (Comités de Bioética)
ELABE~Mainetti
 

Observatorio Indígena

ProDiversitas a.c.
Servicio de Información Ambiental (S.I.A)

REVISTAS
Drogas

SIDA

Salud & Sociedad

PROGRAMAS
Cát. de Bioética y Derecho
Cát de Derecho de los Pueblos
Indígenas

Economía, Derecho y Sociedad

DPI & Mercado

Cát. Biotech & Derecho

PROPUESTAS
Marea baja - Maré baixa
"Love Parade 1997"

por Lena Szankay

Salud & Sociedad es un servicio de www.bioetica.org


Todos los productos mencionados son marcas registradas o marcas comerciales de sus respectivas organizaciones y el Copyright de los artículos publicados es propiedad de sus autores.


Última modificación: 12 de Mayo de 2007.