ADVERTENCIA y DESCARGO: Salud & Sociedad es una revista electrónica de divulgación. Reproducimos investigaciones propias y Noticias provenientes de medios acreditados. No constituimos un servicio de comercialización o atención médica. Toda la información disponible es volcada en estas páginas.

  Principal Contenidos

Dirección editorial: Dra. Adriana O. DONATO

Hiperobesidad

 

Ver:
bullet Una falla genética podría causar diabetes y obesidad noticia 19/07/05
bullet Genética y obesidad noticia 08/09/03

Del 1 al 3% de la población argentina es hiperobesa

bullet

La indicación es realizar una cirugía para lograr suficiente descenso de peso, pero por problemas de costos no todos acceden

bullet

La obesidad no se toma como patología, sino como tema estético

bullet

El sobrepeso crece en todo el mundo

bullet

Estar gordo produce diabetes, problemas cardíacos y respiratorios

El caso de Ramón D´Angelo, un cordobés de 65 años y 415 kilos de peso que viajó a Buenos Aires en una ambulancia reforzada y necesitó de los bomberos y personal del zoológico porteño para ser movilizado, desnudó un problema de salud que -paradójicamente- ocupa poco espacio: la hiperobesidad.

"Hay al menos 100.000 personas que pesan más de 150 kilos en la Argentina. Pero están desamparados por el sistema de salud", explica el doctor Alberto Cormillot, que le ofreció internación y tratamiento quirúrgico gratuitos a D´Angelo en su clínica de Núñez.

"Recibimos entre cinco y diez pedidos de asistencia por día -agrega -, pero no podemos resolverlos todos."

La relevancia epidemiológica de la hiperobesidad en el país, sin embargo, sería mayor que la planteada por Cormillot. "Acá no tenemos estadísticas -dice el doctor Fernando Escobar, presidente de la Sociedad Argentina de Obesidad y Trastornos Alimentarios (Saota)-. Pero la proporción de hiperobesos oscila entre el 1 y el 3% de la población. El problema no se ve porque la obesidad se considera una cuestión estética, y se ve al paciente como alguien sin voluntad, un pecador . Recién ahora en los EE.UU., y porque incrementa notablemente los gastos en salud, se reconoce la obesidad como patología."

Cormillot afirma que si bien los hiperobesos traen una carga genética y hábitos inadecuados, "la falta de prevención incrementa el problema. Pero se hace poco. No los atienden en hospitales, y en la Facultad de Medicina la materia obesidad ocupa una hora..."

Las clasificaciones de los especialistas giran en torno del índice de masa corporal (IMC) obtenido al dividir el peso por la estatura al cuadrado (ver infografía). Si la cifra oscila entre 30 y 35, hay obesidad. Entre 35 y 40 se considera obesidad severa, y más de 40 de IMC, obesidad mórbida o hiperobesidad.

El problema también ocurre en chicos

"En el hospital, vemos 3 a 4 casos de obesidad mórbida infantil por año. Son chicos de 14 años que, por ejemplo, miden 1,60 y pesan 160 kilos", explica la doctora Luisa Bay, médica del Servicio de Nutrición del hospital Garrahan.

Si bien no existen datos epidemiológicos, la pediatra indica que es probable que la hiperobesidad infantil esté en aumento: cada vez hay más chicos excedidos de peso, que comienzan a engordar cada vez más temprano. "Hicimos un estudio que indica que el 5% de los chicos y jóvenes de 10 a 19 años son obesos, con un índice de masa corporal (IMC) equivalente a 30 a 35 en adultos, en tanto que el 20% ya tiene sobrepeso, es decir, un IMC que equivale al de 20 a 25 de los adultos."

Bay afirma que muchas mamás observan su propia silueta y descuidan la de sus chicos y que todavía existen las abuelas que creen que "si está gordito, está sano". Mientras la gente menuda está frente al televisor comiendo dulces y grasas, el problema avanza y puede convertirse en un drama.

"En general los chicos hiperobesos, es decir, los que tienen un IMC equivalente a más de 40 en adultos, vienen por problemas respiratorios -agrega Bay-. La obesidad trae complicaciones metabólicas y mecánicas, y conlleva riesgo de vida.

"El tratamiento incluye la internación para controlar los parámetros vitales y favorecer más el descenso de peso, pero también la participación de toda la familia. Que el chico haya llegado ese peso implica que la familia no estuvo atenta. Es probable que los grandes también sean obesos y no vean el problema." agrega.

En el hospital de pediatría no se realizan cirugías bariátricas. "No hay demasiada experiencia internacional en niños y cualquier medida terapéutica que pueda afectar el crecimiento no puede ser aplicada si no hay respaldo suficiente", aclara la doctora Bay.

¿Todo chico gordito tiene riesgo de ser hiperobeso? "Depende de la conducta y de aspectos genéticos-dice Bay-. Pero el mayor éxito está en la prevención. Si hay antecedentes familiares, hay que cambiar hábitos lo más tempranamente posible."

La especialista dice que el mayor éxito en el descenso de peso y cambio de hábitos se obtiene cuando el padre obeso hace el plan alimentario y de actividad física junto a su hijo excedido.  "Ganan ambos, está demostrado".

La hora de la cirugía

La cirugía de la obesidad se indica si el IMC supera 35 y existen enfermedades asociadas, o si el IMC es superior a 40, aun sin complicaciones. Para los no entendidos, esta clasificación quizá no es tan sencilla y es más fácil hablar de kilos. En este sentido, si alguien tiene un sobrepeso de 30 a 40 kilos y eso le causa graves problemas de salud -serían los de IMC de entre 35 y 40-, es candidato a la cirugía. Y la indicación es total cuando el sobrepeso es mayor.

Para el doctor Carlos Casalnuovo, presidente de la Sociedad Argentina de Cirugía de la Obesidad y jefe del equipo de Cirugía Bariátrica (cirugía del sobrepeso) en el Hospital de Clínicas, la hiperobesidad no se detiene: "En EE.UU. el 65% de la población tiene sobrepeso; el 31%, obesidad, y de ese porcentaje, hay un 5% de casos de obesidad severa y un 3%, de obesidad mórbida. Estos dos últimos grupos tienen indicación de cirugía, por consenso de la Federación Internacional de Cirugía de la Obesidad".

Qué se ofrece desde el sector público

El 2 de abril de 1998, en el hospital Vélez Sarsfield, que pertenece a la red de hospitales de la ciudad de Buenos Aires, se realizó la primera cirugía bariátrica en el nivel público. "Llevamos 140 pacientes, muchos del interior", explica la doctora María del Carmen Burgui, del equipo de cirugía bariátrica del establecimiento.

"Utilizamos la banda gástrica fija -añade la cirujana (ver infografía)- porque demostró no traer complicaciones, o por lo menos no muy distintas de las que trae la ajustable; además, la fija cuesta 500 dólares y la ajustable, 2500. Si bien hay pacientes operados en forma gratuita, el hospital solicita un bono contribución, por ejemplo mil pesos, y se acomoda de acuerdo con la posibilidad de cada uno."

La doctora Burgui admite que la oferta de cirugía bariátrica en el nivel público no es suficiente. "Somos un equipo multidisciplinario y estamos autorizados a hacer dos intervenciones por mes", dice.

La cirujana añade que en el hospital Vélez Sarsfield no existe la posibilidad de internar a estos pacientes. "El riesgo quirúrgico aumenta a medida que los kilos sobran. Pero, ¿es mejor que la persona siga así y muera de insuficiencia respiratoria o que se le ponga la banda?"

La especialista indica que realizan el seguimiento de todos los pacientes intervenidos, y sólo uno falleció al tiempo de la cirugía, pero no por un motivo derivado de la intervención.

Burgui aclara que en el hospital se "opera a los muy excedidos y en situación grave, aunque la indicación actual es intervenir a todos aquellos cuyo índice de masa corporal supere 35 y tengan alguna enfermedad asociada". Es decir: alguien puede pesar 30 o 35 kilos más de lo adecuado (lo que no parece tanto), pero tener diabetes, trastornos cardíacos o hipertensión, entonces es también candidato a la cirugía.

En el hospital se realiza una reunión el último jueves de cada mes a las 8.30 en el Aula Magna para dar información y evaluar a los candidatos. .

"La Organización Mundial de la Salud (OMS) -agrega el doctor Escobar- avala la cirugía bariátrica como tratamiento para la obesidad mórbida. Es el único que reduce el sobrepeso y lo mantiene en el tiempo."

"Un tratamiento no quirúrgico puede disminuir entre el 10 y el 20% del sobrepeso, pero en el 98% de los casos se recupera dentro de los 5 años -dice Casalnuovo-. Si alguien pesa 150 kilos, y baja el 20% es necesario un descenso mucho mayor. Por eso se indica la cirugía, que logra disminuir entre el 50 y el 80% del peso de más, en el transcurso de uno a dos años."

El doctor Casalnuovo, que condujo en 1988 el primer programa local de cirugía bariátrica, explica que son pocos los grupos especializados locales y que su equipo realizó 220 cirugías en pacientes de 16 a 65 años. En el 90% de los casos, con la banda gástrica ajustable (ver infografía), que reduce el volumen estomacal y produce sensación de saciedad con una ingesta reducida. "Tiene mayores ventajas que la banda gástrica fija -asegura- porque se ajusta a las necesidades del paciente. Además, es una intervención laparoscópica, de pequeñas incisiones."

El balón gástrico, agrega, se introduce en el estómago por vía endoscópica y luego se infla. Pero "no es muy recomendable porque se desinfla y puede dañar estómago e intestino, y además se indica para bajar 20 o 25 kilos, durante no más de tres meses", dice.

Casalnuovo advierte que aunque las operaciones ayudan, no hay mejoría si no cambian los hábitos de conducta. "No sólo evaluamos el descenso de peso. La diabetes, la hipertensión, los problemas cardíacos, se reducen drásticamente y eso alivia y reduce los gastos."

Si los resultados no satisfacen, Casalnuovo dice que existen otras opciones de cirugía, pero más complejas.

El tema de los costos no es menor. Algunas prepagas reconocen la cirugía, pero no es la regla. Por su parte, el equipo del Hospital de Clínicas, que es universitario, no opera en forma gratuita: la banda gástrica ajustable cuesta entre 2500 y 3000 dólares y además hay gastos hospitalarios, que oscilan entre los 1000 y los 1500 pesos.

Fuente: Gabriela Navarra  De la Redacción de LA NACION

 

Arriba Contenidos

Obesidad epidémica ] [ Hiperobesidad ] Diabesidad ] Obesidad y colesterol ] Obesidad y Cáncer ] Obesidad y Negocios ] Reflujo gastroesofágico ]

Buscar

Contenidos

Correo

Créditos

Inicio

Cuadernos de Bioética


INSTITUCIONES
C.H.E. del H.I.G.A. (Comités de Bioética)
ELABE~Mainetti
 

Observatorio Indígena

ProDiversitas a.c.
Servicio de Información Ambiental (S.I.A)

REVISTAS
Drogas

SIDA

Salud & Sociedad

PROGRAMAS
Cát. de Bioética y Derecho
Cát de Derecho de los Pueblos
Indígenas

Economía, Derecho y Sociedad

DPI & Mercado

Cát. Biotech & Derecho

PROPUESTAS
Marea baja - Maré baixa
"Love Parade 1997"

por Lena Szankay

Salud & Sociedad es un servicio de www.bioetica.org


Todos los productos mencionados son marcas registradas o marcas comerciales de sus respectivas organizaciones y el Copyright de los artículos publicados es propiedad de sus autores.


Última modificación: 12 de Mayo de 2007.