ADVERTENCIA y DESCARGO: Salud & Sociedad es una revista electrónica de divulgación. Reproducimos investigaciones propias y Noticias provenientes de medios acreditados. No constituimos un servicio de comercialización o atención médica. Toda la información disponible es volcada en estas páginas.

  Principal Contenidos

Dirección editorial: Dra. Adriana O. DONATO

Cirugía laríngea

 

"Gracias", fue la primera palabra que Amy Hancock, de 26 años, le dijo a su médico Randal Paniello el lunes último durante la conferencia de prensa en la que se dio a conocer el resultado de una nueva cirugía de reconstrucción laríngea realizada el 23 de mayo último en el Centro Hospitalario Barnes-Jewish de Medicina Avanzada de Saint Louis, Estados Unidos.

En una comunicación por vía electrónica con LA NACION, el doctor Paniello, a cargo del equipo quirúrgico, explicó los detalles de este nuevo procedimiento que permite devolverles la voz a pacientes privados del habla por cáncer de laringe.

Paniello es profesor asociado de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en Saint Louis. En Estados Unidos los cánceres que afectan la región de la cabeza y el cuello representan el 3% del total de casos de este trastorno y el de laringe, un tercio.

Según el cirujano, este procedimiento de construcción de una seudolaringe, que consiste en reconstruir el tubo respiratorio con piel del antebrazo y cartílago nasal del paciente para poder reproducir sonidos, se presentó en sociedad en 1990. Un médico alemán lo describió como una reconstrucción "primaria" de la laringe al momento de su extirpación. En este caso, Hancock "estuvo cinco años sin laringe", por lo que la operación fue "secundaria".

"Cuando se extirpa la laringe, no hay ninguna conexión entre la tráquea y el esófago -dijo Paniello-. Para devolverle la voz al paciente hay que realizar una nueva conexión que permita el paso del aire de la tráquea a la faringe."

Por lo general, esto se logra con una punción tráqueo-esofágica o TEP, según sus siglas en inglés. El aire que pasa por el tubo hace vibrar el tejido de la faringe y crea un sonido que forma palabras con la ayuda de la lengua y los labios.

En el caso de Hancock, la punción no tuvo éxito y Paniello optó por un procedimiento más complejo.

"Tomamos piel del antebrazo para simular un tubo e hicimos un orificio en la traqueotomía de su cuello -detalló el cirujano a LA NACION -. Un extremo del tubo se suturó a ese orificio y, el otro, a un orificio en la parte superior del esófago, a dos centímetros por debajo de la lengua."

Para cubrir todo, los cirujanos usaron un parche de piel (colgajo) al que se le insertó cartílago de la nariz de la paciente para darle rigidez. Ese parche evita que los líquidos que traga la paciente pasen al tubo construido y lleguen a la tráquea, lo que podría causarle neumonía.

Según Paniello, cuando el aire pasa por el tubo empuja el parche fuera de su camino para ingresar en la faringe. El tubo posee una arteria y una vena que se conectaron a los vasos sanguíneos del cuello mediante una técnica de cirugía microvascular para restablecer el suministro sanguíneo.

Al igual que en la TEP, la voz se produce cuando el aire pasa por el tubo y se tapa el orificio de la traqueotomía con el pulgar para que el aire no se escape . Hoy, la función del pulgar se reemplaza con una válvula plástica.

Paniello recomienda esta técnica "para pacientes con una laringuectomía total y en los casos en los que la TEP convencional no da resultado". En el caso de Hancock, el diagnóstico era cáncer de células escamosas de la laringe que sólo se pudo curar con la extirpación del órgano en 1997. Sin cuerdas vocales, la paciente pudo hablar durante los últimos cinco años con la ayuda de una electrolaringe, que produce un sonido electrónico y robótico que la mayoría de las personas rechaza.

Atrás quedaron las ocho horas y media en el quirófano y las curaciones mayores durante las dos primeras semanas. Por delante está la terapia para mejorar la calidad de la voz.

"A sólo tres semanas de la operación, Amy ya habla. Si bien su voz no volverá a ser normal, suena mucho mejor", concluyó Paniello.

Por Fabiola Czubaj LA NACION

 

Arriba Contenidos

Cirugía robótica ] Marcapasos vesical ] Trasplante "dominó" ] Trasplante de lengua ] Trasplantes cardíacos ] By-pass masivo ] Subtalamotomía ] Endometrosis ] Incontinencia femenina ] Broncoscopía ] [ Cirugía laríngea ] Regeneración macular ] Elongación quirúrgica ]

Buscar

Contenidos

Correo

Créditos

Inicio

Cuadernos de Bioética


INSTITUCIONES
C.H.E. del H.I.G.A. (Comités de Bioética)
ELABE~Mainetti
 

Observatorio Indígena

ProDiversitas a.c.
Servicio de Información Ambiental (S.I.A)

REVISTAS
Drogas

SIDA

Salud & Sociedad

PROGRAMAS
Cát. de Bioética y Derecho
Cát de Derecho de los Pueblos
Indígenas

Economía, Derecho y Sociedad

DPI & Mercado

Cát. Biotech & Derecho

PROPUESTAS
Marea baja - Maré baixa
"Love Parade 1997"

por Lena Szankay

Salud & Sociedad es un servicio de www.bioetica.org


Todos los productos mencionados son marcas registradas o marcas comerciales de sus respectivas organizaciones y el Copyright de los artículos publicados es propiedad de sus autores.


Última modificación: 12 de Mayo de 2007.