ADVERTENCIA y DESCARGO: Salud & Sociedad es una revista electrónica de divulgación. Reproducimos investigaciones propias y Noticias provenientes de medios acreditados. No constituimos un servicio de comercialización o atención médica. Toda la información disponible es volcada en estas páginas.

  Principal Contenidos

Dirección editorial: Dra. Adriana O. DONATO

Artemia

  

Artemia. Es un camarón cada vez más buscado. Intentan localizar fuentes de un diminuto animal

·  Lo utilizan como alimento en la cría de peces y crustáceos

·  Su capacidad de sobrevivir en ámbitos extremos podría ser transferida.

·  Científicos de la Universidad de Buenos Aires siguen sus huellas

Una sociedad totalmente femenina

La especie Artemia parthenogenetica, frecuente habitante de Europa, presenta una particularidad: son todas hembras y no necesitan del sexo opuesto para la reproducción. "Cada tanto aparece lo que se llama un macho raro, que se acopla con diferentes hembras para renovar la información genética. De este modo, la población recupera variabilidad", explica la doctora Rosa Graciela Cohen, especialista del Departamento de Biodiversidad y Biología Experimental de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires. Cohen investiga desde hace una década este tema.

 

En condiciones extremas de temperatura y en cuerpos de agua hipersalinos, donde nada parecería sobrevivir, habita un animal diminuto: el camarón de la salmuera o Artemia, un recurso económico cada vez más demandado en el mundo.

En la Argentina, la doctora en Ciencias Biológicas Rosa Graciela Cohen, de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (UBA), lo sigue de cerca. Junto con investigadores de Africa, Asia, Europa y el resto de América, coopera en un programa de la Unión Europea destinado a localizar, identificar y luego evaluar la posibilidad de explotación comercial de estos crustáceos altamente nutritivos. En este programa, la UBA es la representante de la Argentina.

"El valor principal de Artemia es que sirve como alimento vivo en la cría de peces o camarones de interés comercial. Si bien la piscicultura y la camaronicultura no están muy desarrolladas aquí, sí lo están en otros lugares a donde se lo puede exportar, dado que contamos con abundantes recursos", subraya la investigadora desde el Departamento de Biodiversidad y Biología Experimental en la Ciudad Universitaria.

No faltan culturas que ya lo tienen entre sus platos típicos. Es más, una hamburguesa de Artemia es altamente nutritiva porque contiene "un buen componente proteico y lipídico", destaca.

Desde hace diez años Cohen no le pierde pisada. Es más: junto con su equipo identificó las dos especies hasta ahora halladas en el país. La Artemia persimilis , casi exclusiva de la Argentina y la A. franciscana, oriunda de los Estados Unidos y cuya presencia en estas latitudes muestra cuánto se ha dispersado.

En la actualidad, este crustáceo ha sido revalorizado. Hasta hace poco el gran lago salado de Utah, en los Estados Unidos, era el principal proveedor del mundo, pero "algunas obras realizadas por el hombre, la dilución de la salinidad del lago por excesivas lluvias y la sobreexplotación alteraron la cosecha anual del recurso y han llevado a buscar nuevas fuentes en el mundo", subraya.

Especialista en descubrir los sitios de la Argentina donde habita este camarón (como Buenos Aires, Córdoba, Chaco, La Pampa y Santa Cruz), la preocupación de esta investigadora es que se haga uso pero no abuso del recurso.

En términos humanos, la vida de Artemia es efímera. De quiste o primera larva a adulto demora entre 8 y 18 días, y muere aproximadamente a los dos meses y medio. Inquietos por naturaleza, estos seres de apenas un centímetro de largo nunca paran de mover sus once pares de patas, que no sólo les sirven para la locomoción, sino que en su incesante pataleo crean corrientes de agua para atrapar su plato preferido: las algas unicelulares, protozoos y bacterias. "Incluso siguen desplazándose durante el apareamiento. La pareja nada sincrónicamente y, al finalizar la cópula, cada uno sigue su camino", describe.

De cada unión se produce una puesta (pueden producir de 3 a 4 en toda la vida) que da lugar a un promedio de 60 descendientes, cargados en el ovisaco de la hembra, con dos destinos posibles: nacer como larvas y ser lanzados al mundo con provisiones suficientes hasta alcanzar el siguiente estadio en el que deben alimentarse por sí mismos o bien ser liberados como quistes, es decir, como embriones encerrados en una cáscara. En este último caso, permanecen en estado de latencia hasta que encuentran las condiciones para su desarrollo.

"Aun si hallan el ambiente ideal, los quistes no eclosionan todos a la vez; algunos pueden demorar años. Esto forma parte de una estrategia de supervivencia que deja un margen de seguridad con miras al futuro", indica Cohen.

Con una larga historia en la Tierra, este diminuto camarón ahora es revalorizado. El recurso exportable más importante lo constituyen los quistes, que tienen el aspecto de granitos de arena. Cuando están procesados pueden almacenarse en un frasco como un polvo seco, fáciles de transportar y conservar hasta su utilización. "En la Argentina hemos hallado muchas fuentes de recursos y aún queda mucho por explorar. Pero es fundamental que la explotación no se haga indiscriminadamente. De este modo contaremos con Artemia para rato", concluye.

Por Cecilia Draghi Para LA NACION, lunes 13 de enero de 2003

Arriba Contenidos

Buscar

Contenidos

Correo

Créditos

Inicio

Cuadernos de Bioética


INSTITUCIONES
C.H.E. del H.I.G.A. (Comités de Bioética)
ELABE~Mainetti
 

Observatorio Indígena

ProDiversitas a.c.
Servicio de Información Ambiental (S.I.A)

REVISTAS
Drogas

SIDA

Salud & Sociedad

PROGRAMAS
Cát. de Bioética y Derecho
Cát de Derecho de los Pueblos
Indígenas

Economía, Derecho y Sociedad

DPI & Mercado

Cát. Biotech & Derecho

PROPUESTAS
Marea baja - Maré baixa
"Love Parade 1997"

por Lena Szankay

Salud & Sociedad es un servicio de www.bioetica.org


Todos los productos mencionados son marcas registradas o marcas comerciales de sus respectivas organizaciones y el Copyright de los artículos publicados es propiedad de sus autores.


Última modificación: 12 de Mayo de 2007.